jueves, 24 de abril de 2008

PATTI : GENOCIDA IMPUNE




Cual telegrama comenzamos esta declaración. Las tres palabras que componen su título son una muestra clara de la realidad: Patti es un genocida y está impune.
Desde la Asociación de Ex Detenidos-Desaparecidos sostenemos que el debate central en la liberación de Patti es la Impunidad, y creemos necesario profundizar en esta cuestión:
En 1973 Patti-POLICÍA asesinó a tres adolescentes en una confitería en un barrio de Escobar. El hecho fue públicamente denunciado por el diario local "El Actual", dirigido por Tilo Wenner. Patti nunca fue juzgado ni castigado. Wenner fue secuestrado y desaparecido el 25 de marzo de 1976.
Posteriormente fue imputado por aplicación de tormentos a Julio Di Battista. En 1976, el juez Clodomiro Luque lo sobreseyó.


Patti-REPRESOR fue parte activa del genocidio llevado a cabo en nuestro país. Durante la dictadura fue parte de grupos de tareas, secuestró, torturó e hizo desaparecer a muchos compañeros que hoy forman parte de nuestros 30.000.
Patti-GENOCIDA fue denunciado en la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (CONADEP), en 1984. No fue juzgado ni castigado.
Patti-IMPUNE participó de la represión en La Tablada en enero de 1990. 23 días antes había sido ascendido a subcomisario y había sido trasladado desde el Cuerpo de Caballería del Escuadrón San Isidro a la Unidad Regional de San Martín.


En octubre 1990, el juez en lo Criminal de San Isidro, Raúl Alberto Borrino, ordenó su arresto por apremios ilegales contra dos hombres acusados de robo; mientras que el ex presidente Carlos Menem le encomendaba a Patti-IMPUNE la investigación del caso de asesinato de María Soledad Morales en Catamarca. Concluyó que había sido un crimen pasional, cuando quedó probado que esa muerte tuvo connotaciones políticas y que la responsabilidad era de Guillermo Luque, hijo de Luis Luque, un catamarqueño que comenzó siendo custodio de Leónides Saadi y terminó siendo diputado nacional por su provincia.
En 1991, Patti-IMPUNE fue subjefe del Grupo de élite Halcón de la Policía Bonaerense con asiento en la sede de la Brigada Aérea de Morón.


Para 1993, Patti-IMPUNE se retiró de la Policía y es el Partido Justicialista el que le abre las puertas de la política incorporándolo para reciclarlo como Genocida-Impune-Político. En 1995 ganó la Intendencia de Escobar. Cuatro años más tarde fue reelecto ya al frente de su propio partido.
En 2005 obtuvo una banca de diputado como candidato en la boleta que acompañó la de Hilda "Chiche" Duhalde al Senado. Sí, Patti-GENOCIDA-IMPUNE.
Todos sabemos que la Impunidad tiene leyes que fueron votadas en el Congreso, políticos y presidentes que las idearon, las sostuvieron y las defendieron. Hoy Patti y otros tantos genocidas están libres como producto y consecuencia de esa impunidad.


Pero en esta carrera de los impunes, en la que el genocida Patti y muchos más represores llevan la delantera, en esta carrera de postas, los jueces son también corredores principales. Mucho se hablo en estos últimos tiempos, si Patti debe asumir o no su puesto de Diputado elegido por el Voto Popular.
Pero se elude una discusión central y de fondo, que es: ¿por qué Patti no está preso? Esta pregunta cobra fundamental trascendencia ya que se formula en los tiempos de un gobierno que dice defender los Derechos Humanos.
Por otro lado una serie de genocidas -identificados y con mucha prensa- ya han desempeñado algunos cargos públicos teniendo un probado pasado de genocida, como Bussi, Rico y el mismo Patti, como Intendente, y distintos funcionarios asesores de gobernadores. Tanto es así que, hace apenas unos días, un interventor militar jefe del D2, el coronel Luis Ocaraza, asesino de campos de exterminio como el ex ingenio Baviera, se reciclaba de genocida a Asesor del Ministerio de Economía de un gobernador Justicialista aliado del gobierno nacional, el gobernador de Tucumán José Alperovich. Y qué decir de aquello civiles, ministros, que firmaron decretos de exterminio como fue el del Operativo Independencia: Luder, Isabelita, Ruckauf, Cafiero...
Es que la Impunidad que nos asoló y nos sigue asolando, tiene responsables!
Gracias a una justicia que cajonea causas durante años, cuando la claridad de las pruebas y denuncias no debería permitirle mirar para otro lado; gracias a legisladores, conocidos o ignotos, de los partidos que se han alternado en el poder que redactan y votan cada línea de las impunidades que nos ofenden como sociedad; los genocidas no solamente caminan entre nosotros, sino que ejercen cargos públicos y en gran medida determinan nuestras vidas. Todo esto gracias a una justicia y un poder político que fueron cómplices y que hoy miran como si ellos no hubieran sido partícipes y responsables de la actual situación.
Casi medio millón de personas se expresó con su voto en la elección del genocida Patti y esto abre también otro debate que no está de ninguna manera saldado: las consecuencias del genocidio y sobre todo, las de la impunidad.


El voto Patti representa muchas cosas. Representa a los que estuvieron y están de acuerdo con el genocidio. A los jueces que lo absolvieron y a los que nunca lo juzgaron. A los políticos que lo apoyaron en su carrera represiva, a los que lo cobijaron e impulsaron en su carrera política y a los que le allanaron a él y a los demás genocidas, el camino de impunidad votando o aceptando durante años las leyes que los protegían y negándose aún hoy a anular los indultos, aunque ahora se rasguen las vestiduras proponiendo el desafuero.
Y también, a los miles que lo votaron comprando el discurso de la "seguridad", que creen en lo que interesadamente se les muestra como inoperancia o insuficiencia o desinterés en los responsables de garantizar la seguridad, pero que al igual que millones de argentinos son parte y sufren de un modelo de sociedad que produce exclusión, marginalidad e impunidad.


Por eso decimos que el debate debe comenzar por el principio: PATTI. GENOCIDA. IMPUNE.
Jamás debería haber ocupado ningún cargo público, ni haberse presentado a elecciones, ni haber ganado una intendencia ni una banca, ni haber caminado libre por las calles. Porque es un genocida, y como tal su lugar es la cárcel común, efectiva y perpetua!


Juicio a todos los genocidas, condena por todos los compañeros!
Aparición con vida de Julio López!
30.000 compañeros detenidos-desaparecidos PRESENTES!
Asociación de Ex Detenidos-Desaparecidos

Campaña de APoyo a Juicios

Casapueblos